Uchuraccay: no se llegó a saber la verdad ¿Todavía se puede hacer algo?

Publico este escalofriante relato redactado por el Mag. Manuel Germán Benza Pflucker.

El 26 de enero del 2012 se conmemoraron 29 años de la masacre de Uchuraccay. Siete periodistas de Diarios de Lima, uno del Diario Noticias de Ayacucho y un guía fueron asesinados a las 4 de la tarde de ese día de 1983. Del Diario de Marka: Eduardo de la Piniella, Pedro Sánchez y Félix Gavilán, del Diario El Observador de León Rupp: Jorge Luis Mendivil y Willy Retto, del Diario La República: Jorge Sedano, de la Revista Oiga: Amador García y del Diario Noticias de Ayacucho: Octavio Infante. El guía: Juan Argumedo.

La organización terrorista Sendero Luminoso se había organizado desde antes de 1980 en los valles ayacuchanos. Habían incursionado muy poco en zonas de la puna, a más de 3,800 ms. sobre el nivel del mar. Las comunidades de Iquicha, Macabamba, Huaychao y Uchuraccay, entre otras, están ubicadas en zona de puna, en las alturas de Huanta.
Por testimonios recogidos después de los hechos de Uchuraccay, un senderista apodado “Martín” fue el primero en aparecer por Huaychao y Uchuraccay desde setiembre de 1982. Había logrado hacer muy pocos contactos y ya había generado cierto rechazo en algunos pobladores. El cuestionado Gral. Noel era el Jefe Militar asignado para comandar las operaciones antisubversivas. El 29 de diciembre de 1982, mediante DS 068-82-IN el Gobierno de Belaúnde Terry da un giro que iba a cambiar para bien y para mal las acciones antiterroristas en Ayacucho: le otorga a las Fuerza Armada la responsabilidad de conducir las acciones en 5 provincias, Huamanga, Huanta, Cangallo, La Mar y Víctor fajardo.
Los Infantes de Marina comienzan a operar en la Provincia de Huanta desde comienzos de enero de 1983.El 21 de enero se produce una matanza brutal de cinco campesinos en la Comunidad de Huaychao. El 26 de enero de ese año parten del Hotel Santa Rosa de Ayacucho los ocho periodistas mencionados, en busca de respuestas claras sobre dicha matanza, un tipo de acción que no correspondía a las conductas sociales de comuneros de puna. Antes, el Gral. Noel había tomado conocimiento del propósito de la caminata de dichos periodistas. Conducidos por el guía Argumedo caminan a su destino. Para llegar a Huaychao hay que pasar por Uchuraccay. Desde semanas antes se había instruido a los campesinos de dichas punas que debían colaborar con las Fuerzas Armadas y Policiales, liquidando a los extraños que subieran desde los valles, pues, como ya se dijo, Sendero había crecido en los valles y no en la puna. Hay testimonios que dan cuenta de vuelos de helicópteros llevando tropa que daba dicha consigna, además de abarrotes. Lo cierto-comprobado años después por fotografías que tomaron los periodistas-es que comuneros de Uchuraccay ultimaron a los periodistas.
Al día siguiente llegó la primera patrulla militar al mando del Teniente de Marina I.Bravo Reid. Decomisaron pertenencias de los fallecidos, entre ellas, las cámaras con sus fotos. El Gobierno de Belaúnde reaccionó rápidamente frente al escándalo: nunca en la historia de la humanidad, se habían asesinado a tantos periodistas juntos.
El 11 de febrero llegó al lugar la Comisión Investigadora de los hechos nombrada por el Gobierno, presidida por Mario Vargas Llosa e integrada por el conocido periodista conservador Mario Castro Arenas y el jurista A. Guzmán Figueroa. Las conclusiones de dicha Comisión centraron toda la culpabilidad en los Comuneros. Dicha Comunidad que tenía 470 habitantes fue luego diezmada y en dos años abandonó el lugar.
Con ello se acabó la discusión. Sigue haciendo falta una investigación de la Fiscalía. Desde aquí rindo mi personal homenaje a mi ex-alumno de la Bausate J.L. Mendivil, el primero de la clase. A Pedro Sánchez, compañero de partido en aquella época, el PSR.A Eduardo de la Piniella, amigo inteligente y juguetón. A todos los caídos.

Un comentario en “Uchuraccay: no se llegó a saber la verdad ¿Todavía se puede hacer algo?

  1. Es mucho de la guerra politica, y que como todo conflicto se debe evitar, los politicos no estuvieron a la altura de las circunstancias y por eso cuando la capacidad de la policia fue sobrepasada se tuvo que recurrir a las Fuerzas Armadas,de acuerdo a la historia las guerras estan llenas de excesos y violaciones de los derechos humanos, los acuerdos los tratados no cuentan, sino observen lo que sucede en irak o afganistan, todo exceso como todo conflicto armado debe ser repudiado,es mas nunca deben de suceder y deben evitarse a toda costa, buscar responsables tratando de culpar a los militares o policias que fueron enviados por los politicos es una ironia especialmente cuando ellos -politicos- debieron evitar que el conflicto se desarrolle

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s